Un café con David Blanco

Nueva entrega de nuestras entrevistas «Un café con» David Blanco, locutor, actor de doblaje y profesor en nuestra sede de Madrid.

¡Hola David! Lo primero decirte que gracias por acceder a hacer esta entrevista con nosotros. Cuéntanos sobre tus inicios, ¿qué te condicionó para venirte a trabajar a Madrid y no quedarte en tu ciudad, Barcelona?

¡Uf! Es una larga historia. Venirme a Madrid al final fue el resultado de un cúmulo de cosas. Yo empecé en esto a la antigua: como ayudante de dirección en Sonoblok, un estudio de doblaje muy importante que, desafortunadamente, acabó desapareciendo. A la vez, me formaba como actor de doblaje en la Escuela de Doblaje de Barcelona y fue en el propio Sonoblok donde empecé a tener mis primeras convocatorias. Con el paso del tiempo el doblaje y la producción fueron incompatibles y aposté por el doblaje, con lo cual, salí de Sonoblok. Por otro lado, me acababa de dejar una novia y pensé tal vez lo mejor era venirme a Madrid a probar suerte…

Por lo que sabemos, llevas mucho tiempo en la profesión, y no solo como locutor y actor de doblaje, si no además como traductor y adaptador audiovisual. ¿Nos podrías contar un poco más sobre ello?

Siempre me ha hecho mucha ilusión que en las películas y las series, los personajes digan algo que ha salido de mi cabeza. Es especialmente satisfactorio con chistes, juegos de palabras, adivinanzas, rimas y ese tipo de cosas porque ves que el resultado funciona después de haberte estrujado los sesos, a veces durante un rato, otras veces, durante días.

Volviendo a la locución y el doblaje, ¿Cuál crees que es el camino que debería seguir alguien que quisiera dedicarse a ello?

No es lo mismo. Para la locución basta con ser buen comunicador; para el doblaje hay que ser actor/actriz. En cualquier caso, el camino siempre es formarse y no dejar de aprender para estar lo más preparado posible cuando llegue la oportunidad.

Sabemos que también estudiaste interpretación. ¿Crees que es esencial en este sector?

Rotundamente sí. Como acabo de decir, para dedicarte al doblaje, lo más importante es ser actor/actriz. Esa formación es la que te va a dar las herramientas necesarias para realizar una buena interpretación. Luego, dominar la técnica del doblaje es solo cuestión de tiempo y práctica.

¿Y a qué edad supiste que te querías dedicar a ser locutor / actor de doblaje? ¿Tenías plan b?

Tengo que reconocer que la idea de querer dedicarme al doblaje me llegó tarde. Fue cuando, después de licenciarme en Filología Inglesa, (porque yo iba para profesor de inglés) descubrí un máster de Traducción Audiovisual. Lo cursé y a raíz de ahí ya se me abrió todo un mundo ante mí que no dudé en lanzarme a descubrir.

En locución y sobre todo en doblaje, se dice que es un mundo muy cerrado, ¿cuál crees que es la razón para que esto sea así?

Se dice, pero no es verdad. Cuando eres artista, en cualquier disciplina es complicado dar los primeros pasos hasta que te conocen, no solo en el doblaje. También pasa si eres actor/actriz de imagen o de teatro, escultor/a, bailarín/a o dibujante. Hay que estar constantemente recordando que existimos y que lo hacemos bien. No es tan difícil entrar, lo realmente complicado es mantenerse.

¿Qué preparación previa hay para doblar a un personaje?

Como nunca sabemos qué tipo de personaje nos toca doblar hasta que nos ponemos en el atril, lo mejor que podemos hacer es estar preparados/as para cualquier cosa. Así que, siempre es recomendable hacer unos ejercicios para calentar (las cuerdas vocales, la lengua, los labios…)

¿Y qué diferencias hay entre doblar a un actor real y a un personaje animado? Si el proceso es diferente, ¿es más complicado en un caso que en el otro?

Un personaje animado es mucho más exagerado en todo, con lo cual es mucho más fácil cogerle las intenciones y acompañarle los movimientos. Vamos, que da mucho más juego y se puede disfrutar más. En contraposición, y por lo general, a un actor real es más difícil adivinarle las intenciones. Todo es más sutil y te obliga a fijarte en más cosas: el tono, la mirada, la cara…

¿Algún trabajo que recuerdes con especial cariño?

Más que un trabajo en concreto, recuerdo con cariño aquellas convocatorias de ambientes que se hacían antes y nos metíamos veinte compañeros y compañeras en una sala y nos juntábamos ocho en el atril. Yo me lo pasaba en grande y también aprendía un montón. 

Dentro de tu trayectoria, también has trabajado mucho en el sector de los videojuegos. ¿Qué es lo que más te gusta de hacerlos?

Disfruto mucho doblando a personajes de videojuegos porque existe un pequeño porcentaje de libertad creativa y ahí es donde puedo jugar un poquito más de la cuenta.

¿Cuál es el mayor reto que que has tenido que afrontar? En cuanto a locución y/o doblaje.

Toda convocatoria representa un reto. Sin embargo, es cierto que a veces te encuentras con alguno que se sale de lo normal. Recuerdo que una vez, en una publi, vinieron al estudio ¡diez personas! Y cada uno me decía una cosa distinta de cómo tenía que ser mi locución. Al final, y para no volverme loco, me tuve que armar de valor y decirles que yo lo iba a hacer a mi manera y… por suerte, a todos les gustó y se acabó el problema. En doblaje, me ha pasado que he tenido que poner voz a un personaje ¡hablando para adentro! Muy raro, pero muy chulo. Me divertí bastante.

Cada vez más se tiende a trabajar de manera online desde casa en tu homestudio. Esto es algo que también ocurre en el doblaje/locución: puedes hacer un casting desde tu casa y hacer el trabajo sin tener al director/cliente al lado, ¿qué opinas sobre este sistema de trabajo?

Sí, parece que esta forma de trabajar empieza a utilizarse más. Antes no era tan habitual. Mi opinión es que en locución sí funciona porque se conecta el cliente o el creativo de publicidad y opinan. En doblaje también puede funcionar, pero me parece más complicado porque pienso que la relación actor/actriz-director/a es algo más que unas simples indicaciones a través de unos auriculares. Es decir, que el/la director/a puede ayudarte en muchos sentidos y a muchas cosas más estando contigo porque se va a dar cuenta de cosas que online no puede.

Como curiosidad, ¿ves las películas en versión original o dobladas?

Dobladas. Y soy capaz de ver la peli y no estar pendiente del doblaje jajaja.

Queríamos aprovechar para darte la enhorabuena por la buena acogida que has tenido entre nuestr@s alumn@s puesto que hace bien poquito te incorporaste como profesor en nuestra plantilla. ¿Qué es lo que más te gusta de enseñar?

Me gusta ver que la gente se sorprende cuando de repente me hacen caso y la magia del doblaje funciona. Ese momento de satisfacción para ellos/as, esa mirada fugaz que me dan, no tiene precio.

¿Y qué consejo les das a nuestr@s alumn@s que esta empezando en este mundo en clase?

Como he dicho antes, que estén lo más preparados/as posible para cuando les llegue la oportunidad y que estén atentos/as para no perderla cuando ésta se les presente.

Para terminar y tal y como le preguntamos al resto compañer@s, ¿cómo definirías esta profesión en una palabra?

Mágica.

Si quieres saber más sobre nuestros cursos pincha aquí.

, , , ,

Entradas relacionadas

Menú

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies