Un café con Jorge Melián

Este mes de octubre, cambiamos un poco el formato de la sección de Un Café con Jorge Melián, jefe técnico de sonido de nuestra sede en Madrid.

¡Hola Jorge! Lo primero, bienvenido a nuestra sección. Sabemos que llevas en la escuela bastantes años como técnico. ¿Cómo ha sido vivir esta experiencia para ti?

¡Muy buenas! En cuanto a la parte personal, en la escuela llevo trabajando unos 4 años más o menos y es el primer trabajo estable que he tenido. Más que vivirlo como una experiencia es algo que me ha cambiado la vida por completo. Actualmente, gracias a mi trabajo he conocido a personas que forman parte de mi vida, y lo mejor es que no solo son nuestros compañeros de trabajo sino que, en este tipo de profesión (tanto artística como audiovisual), muchos de los que empiezan siendo clientes acaban como compañeros de trabajo y otros muchos como amigos. Siempre que haya buen ambiente, profesionalidad y buenas personas es inevitable que acaben siendo parte de nuestra vida.

En lo que concierne a la experiencia profesional, puedo decir que trabajando en la escuela y en Somos Tu Voz me he puesto a prueba de mil maneras y he sabido encontrar mis límites y mis fortalezas. Prácticamente nunca me he dejado de enfrentar a nuevos retos y proyectos, y eso me ha servido para que a día de hoy pueda decir que me siento orgulloso de mí mismo además de sentirme agradecido por todo lo que he aprendido para ser mejor profesional y persona… y todo lo que me queda aún.

¿Cómo describirías la evolución desde tu comienzo hasta ahora?

Por suerte, mi evolución creo que ha sido siempre hacia arriba, aunque en ciertos momentos ha sido más lenta y en otras más rápida. Últimamente siento que es bastante rápida y constante, que también es un punto muy importante.

Sé con seguridad que todos los días aprendo algo nuevo. Siempre vengo a trabajar pensando que quiero ser mejor como profesional. Para mí es importante estar en un continuo aprendizaje en el mundo en el que me muevo. El saber me abrirá muchas puertas para llegar a hacer cosas cada vez más grandes.

Desde el punto de vista técnico, ¿qué dificultades tiene la grabación de un doblaje?

La dificultad la tiene el actor para lograr hacerlo bien… o para conseguir trabajo jajajaja.

Fuera de bromas, como técnico creo que las dificultades más grandes que puedes encontrarte en nuestra silla tienen que ver con la parte humana antes que con la técnica. Lo que quiero decir es que muchas veces es más complicado mantener la concentración, saber trabajar con todos los profesionales y clientes que puedas encontrarte, estar atento a todos los factores que determinan una grabación y el responder bien ante la exigencia del tiempo.

En cuanto a la parte técnica, tenemos que estar familiarizados con la sala y con el material con el que trabajamos. En este caso, el conocimiento y la experiencia te da mucha seguridad para enfrentarte a cualquier grabación y por consiguiente las hace más fáciles. He de admitir al menos que la dificultad muchas veces depende de la magnitud del proyecto y/o de la ambición de producción.

Aunque sea una pregunta que no se haga directamente al equipo técnico, ¿crees que en nuestro país está valorado el trabajo de actor/actriz de doblaje?

Bueno es una pregunta que se le hace frecuentemente a los propios actores y es curioso que hoy la responda un técnico. En parte, creo que tienen un grandísimo público que no para de crecer. Además, se ha visto que poco a poco se va reconociendo y valorando más su trabajo.

Es una rama del mundo de la interpretación y del arte dramático que hasta hace unos años ha estado siempre tras los micros y no delante de las cámaras. Veo normal que años atrás se valorase menos la profesión, principalmente porque estaba menos expuesta al público por eso de «cuando el doblaje está bien hecho no se aprecia».

También pienso que es importante que los actores no solo luchen porque se les valore fuera de la profesión, sino que se les valore tanto a ellos mismos dentro de la profesión como profesionales.

Dentro del mundo de la locución, ¿qué es con lo que más disfrutas a la hora de trabajar? Una publi, un audiolibro…

Si tuviese que elegir, diría que últimamente disfruto mucho grabando documentales. Y de segundo… pondría todo lo demás, siempre que lo que se haga sea con gusto y ganas, todo es «disfrutable».

Aunque las publicidades son proyectos muy gratificantes, se disfrutan sobre todo cuando la creatividad es buena, las direcciones son claras y cuando como técnico confían en tu experiencia y gusto para hacer las cosas. No quiere decir que si no son así no se disfruten, sino que la gran parte de los trabajos de este tipo son más sencillos y en otros solo me toca la parte de grabación (y no la edición ni el montaje), por tanto la implicación en el proyecto es menor. Más o menos el 80% son trabajos de 30 minutos en los que técnicamente no hay que hacer cosas muy complicadas.

¿Hay algún trabajo que recuerdes con especial cariño? Ya sea de doblaje o locución.

Por supuesto. Sin duda la serie “Inspector George Gently” ha sido hasta el momento la más especial. También destacar la ficción sonora “Cieza Libre”, mis primeros audiolibros… Y además destacar los trabajos que coinciden con amigos y buenos compañeros. Esos son siempre especiales y crean momentos muy buenos y dignos de recordar.

¿Y qué satisfacción crees te da esta profesión a diferencia de otras?

En la escuela, la mejor satisfacción es saber que aportas tu granito de arena para que otras personas crezcan, se desarrollen como profesionales y logren que con tu trabajo puedan tener un mejor aprendizaje. Es algo precioso. Esforzarme por cuidar detalles que probablemente muchos no lleguen a ver pero notar que marcan la diferencia. Ese es uno de los principales motivos por el que intento hacer siempre bien mi trabajo.

En cuanto a las grabaciones, no puedo decir que sea un trabajo monótono y automático del que uno se aburriría fácilmente, nunca hay uno igual a otro. Cada día nos enfrentamos a situaciones y proyectos diferentes, y por suerte es difícil no sacar cosas buenas de cada uno.

Ahora, tanto en estudios como el propio locutor o actor/actriz de doblaje con su homestudio, se está implantando cada vez más el trabajo online. ¿Qué opinas sobre ello?

Opino que el crecimiento de este tipo de trabajo en la profesión es inminente y que cada día habrá más trabajo online. Es una herramienta muy potente que podemos aprovechar para mejorar en muchos aspectos, pero también es importante no usarlo simplemente para hacer más dinero sin importar la calidad técnica y artística, sobre todo porque gran parte de lo bueno de algunos proyectos es la cercanía y el contacto con los demás profesionales.

Sabemos que además de técnico, guías a los alumn@s en cuanto a cómo montarse su propio homestudio en casa. ¿Cuáles son algunos de los consejos que les sueles dar?

El primer consejo y el que más intento dejar claro es que no importa lo caro que sea el equipo de grabación y la calidad de éste si tenemos un mal lugar de trabajo o no sabemos cómo aprovechar lo que tenemos para lograr lo que queremos. Para ello, lo principal es definir un límite tanto económico como físico a la hora de acondicionar un lugar en casa para grabar. Dependiendo de éstas, veremos qué espacio de trabajo podemos lograr si lo aprovechamos bien.

A la hora de montarnos el homestudio, hay muchas opciones de calidad y precios. También hay diferentes maneras de acondicionar una habitación, un espacio reducido, una parte de tu casa o cómo trabajar con lo que tenemos por casa. También hay que aprender unos mínimos de algún programa de grabación de audio y saber cómo funcionan los aparatos que tienes que usar para sacar un trabajo adelante. Son conocimientos algo específicos pero no complicados de entender para lograr una calidad profesional en casa. Por último y no menos importante, también toca moverse para rentabilizar la inversión.

¿Es imprescindible tener una buena voz para ser locutor/a y/o actriz/actor de doblaje? ¿Qué características debe tener quien quiera estudiar?

Son 4 años comprobando día tras día que aquí lo que cuenta es lo que transmitas con la voz y cómo la manejes. El tipo de voz no dice si alguien es mejor o peor, todas son diferentes y todas aptas para trabajar de esto.

Para estudiar la profesión, lo que hace falta es sobre todo muchas ganas. Además de eso, tendrá que trabajar mucho la dicción, la lectura, la respiración, la interpretación, la proyección, etc. Es cuestión de trabajar y practicar mucho para así conocer los límites y las flaquezas que tiene cada uno y saber cómo jugar con ellos y aprender.

Cuéntanos alguna anécdota divertida que te haya ocurrido en clase o en alguna grabación.

Es complicado recordar algo concreto porque hay muchos momentos divertidos con los profesores, actores, mis compañeras, los alumnos, clientes… La verdad es que las clases son perfectas para probar, soltarse, practicar cosas con la voz y la interpretación… y son muchos los que no están acostumbrados, por lo que se generan situaciones muy divertidas. Por suerte siempre que disfrutamos de lo que hacemos es normal que estas cosas ocurran.

En las grabaciones también hay momentos muy divertidos, al fin y al cabo trabajar con actores y personas que aman lo que hacen anima a que nos riamos de vez en cuando o tengamos situaciones algo surrealistas.

¿Y qué consejo les das a l@s alumn@s que estén empezando en este mundo?

Es un mundo difícil y para el que hay que esforzarse bastante. Hay que tener la mente abierta, ganas de aprender divirtiéndose y sin miedo a probar. También animo a la gente a que nunca pare de aprender y practicar. Dentro del mundo de la voz hay muchas ramas. Todo ayuda y te hará mejor profesional. Se puede trabajar y vivir de esto, pero no será fácil.

Además de técnico de sonido, sabemos que en tus ratos libres haces sesiones de fotos. ¿Qué tipo de fotografías tomas? ¿Cómo definirías tu estilo?

Profesionalmente estoy haciendo sobre todo books de actores y alguna sesión de retrato. Probablemente en el momento que pueda dedicarle más tiempo vuelva a hacer otros trabajos.

Mis fotos suelen ser de paisaje, urbanas, naturaleza, retrato y algunas más artísticas o conceptuales, podríamos decir. A veces esas fotos salen de ideas que me surgen de vez en cuando, días que pruebo a hacer algo diferente, momentos con amigos en los que tengo la cámara en la mano o simples escapadas por Madrid o La Palma. Intentaré hacer fotografía en otras ciudades pronto, me vuelve loco la idea de enseñar el mundo y otros lugares desde mi punto de vista.

En cuanto al estilo… me cuesta mucho ahora mismo poder responder a esa pregunta. Siento que tengo uno propio que puede definir la manera en la que hago fotos pero simplemente porque tengo un gusto en especial y hago las fotos siguiendo ese patrón. Algunos detalles de luz, color, composición, etc. se pueden relacionar en todas mis fotos pero no sabría definirlos exactamente.

Tengo mis referencias artísticas pero a la hora de crear alguna idea y hacer fotos cojo las que necesito dependiendo del resultado que quiera conseguir para inspirarme, e intento crear algo a mi manera y para que me guste a mí.

¿Y qué nos puedes contar sobre tu serie de fotos bajo el agua? ¿Cómo fue la experiencia?

Fue la primera y la última sesión que he hecho a una modelo bajo el agua, curiosamente en una pequeña playa de la isla de La Palma, «El Charcón». Estuvimos algo más de hora y media si no recuerdo mal y en algún momento era complicado. Aún no entiendo cómo logré hacer algo que me gusta y de lo que estoy orgulloso.

La sesión fue una prueba de natación de alto rendimiento y una buena práctica de apnea aunque mal hecha. Sin duda me puso a prueba, y para ser la primera vez que probaba algo así, además de que surgió de una historia de Instagram y una conversación con una antigua compañera de clase, salió muy bien. Ella como modelo hizo que todo fuera mucho más fácil. Hay muchas que me encantan que no he publicado, pero bueno, quizá algún día vean la luz.

Para terminar como hacemos con el resto de compañer@s, ¿cómo definirías la profesión de la locución y el doblaje en una palabra?

Necesito más de una para definirla pero se me viene a la cabeza alguna como «verdad», «interpretación», «práctica», «comunicación». Hay alguna palabra más que podría definir estás profesiones, pero sin duda todas son igual de importantes.

Instagram: @cocomelian

Linkedin: Jorge Melían Hernández

Si quieres saber más sobre nuestros cursos pincha aquí.

, , , , ,

Entradas relacionadas

Menú

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies